Tuesday, February 14, 2017

Donando Sangre

¡Hola todos!

Cómo saben ustedes, hoy es el día de San Valentín. Normalmente, no lo celebro.

Pienso que mi novio no debe traerme flores porque es el día de San Valentín. Quiero que los traiga porque tenía la idea en un día inesperado.

También, el día fue creado por Hallmark para vender tarjetas y dulces.

En vez de estar triste hoy, decidí donar sangre a la Cruz Roja. Tuvieron una colección de sangre hoy en mi universidad. Nunca lo he hecho antes, y tengo mucho miedo de agujas pero quería hacerlo.

Un hombre que era como padre para mi se murió hace dos años la semana pasada. Hoy fue el aniversario de su funeral. Se murió en un accidente, pero a veces pienso que quizás él habría sobrevivido si hubiera tenido una transfusión de sangre más temprano que cuando lo tuvo.

Entonces, decidí donar sangre para vivir el regalo de la vida.

Estuve muy nerviosa, pero comí almuerzo y fui al Centro Warwick. La mujer trabajando a la mesa en frente me dió una botella de agua y un paquete sobre el proceso. Lo leí, y cuando lo terminé, una enfermera me tomó a una oficina improvisado. Me preguntó preguntas sobre mi salud para evaluar mi sangre. Entonces, la probó, y les prometo, el pinchazo del dedo fue el parte más peor.

Decidieron que fui bien para donar y me tomaron a la silla para empezar. Una enfermera allá me preparó. Fue muy simpática y comprensiva sobre mi situación y que estuve muy nerviosa. Empezó una conversación sobre mis clases y para ser honesto, no se di cuenta que insertó la aguja. Me dijo que estuve bien y que regresaría para ver mi condición más tarde.

Para el parte malo: estaba relajando, textando mis amigos cuando me sentí un poco extraño. No pensé nada, que solo fue mis nervios. Miré al reloj, y no sé que pasó, pero de repente, el mundo se convirtió en silencio, y solo pude ver el reloj. ¿Creo que eso se llama visión de túnel? Me convirtí muy caliente, me sentí como mi piel estaba en llamas.

Y el mundo fue negro.

La próxima cosa que recuerdo, ¡estuve rodeado por tantos enfermeros! Un me mandó toser, una trajo  un ventilador, una puso paños fríos en mi cuello y frente, una me dió jugo de naranja, y mi enfermera original chequeó mi bolsa. Todos me estaban hablando, pero mi mente estuvo en la niebla. Fue como no los pude oír, pero pude.

Me dijeron que me desmayé, y que a veces pasa eso con primeros donantes de tiempo. De verdad, creo que me dijeron eso para ayudarme sentir mejor.

Todavía estuve muy mareada, pero de repente, me sentí muchas náuseas. Le pide una enfermera por una bolsa, y vomité. Me dijeron que también pasa eso a donantes a veces.

Después, me sentí mucho mejor, pero todavía estuve mareada. Me senté en la zona de descansa y comí galletas, y cuando me sentí mejor, yo fui. Sin embargo, todavía me siento malo, y casí me desmayé unas veces después, pero estoy alegría que lo hice.

La enfermera me dijo que solo 3% de la populación elegible dona sangre. Ahora, hay una crisis de sangre. Lo necesitan, pero no hay bastante. Si sólo 4% de la populación elegible donaría sangre, no haría una crisis.

Pues, pienso que todos deben hacerlo por lo menos una vez. Me siento bien que puedo ayudar tres personas que necesitan mi sangre.

No comments:

Post a Comment